Una puesta de sol

Me encantan las puestas de sol. Vamos a ver una puesta de sol…
El Principito, Antoine de Saint-Exupéry

Subiendo hacia el cerro Catedral y en una de las curvas más cerradas del camino, veo a alguien parado en una roca que se eleva unos metros más allá del camino.

Había sido un día sin acontecimientos notables y aquello definitivamente llamó mi atención.

“¿Cómo no se me ocurrió nunca antes subir ahí?”, me pregunto mientras paso. Ni siquiera había sospechado que podría haber un sendero que me lleve hasta arriba.

Espero hasta un rato antes de la hora dorada y me voy caminando con la mochila y el trípode. Cuando llego efectivamente hay un sendero, que luego de unos metros me deja arriba de esa roca que vi más temprano.

Y la vista es fascinante. Hacia un lado tengo el cerro Ventana, acariciado por la última luz cálida del día:

Una puesta de sol en cerro Ventana

Frente a mí, una sucesión de cerros y montañas, entre los que está el lago Nahuel Huapi. Pero elijo no mostrarlo mucho, y al bajar la cámara queda apenas sugerido en la imagen:

Una foto publicada por Mariano Srur (@marianosrur) el

Me quedo un buen tiempo disfrutando el entorno. Luego de un rato, el crepúsculo se muestra definido sobre el Nahuel Huapi. En primer plano aparece el cerro Otto y algunas viviendas sin iluminación aún, mientras que una nube parece elevarse desesperadamente, como si tratara de alcanzar el día que se va:

Crepúsculo sobre Nahuel Huapi

Se va terminando el día

Bajo de la roca y emprendo el regreso. Pero al llegar al asfalto veo de reojo algunas de las nubes que todavía son iluminadas por el sol:

Nubes crepusculares en Bariloche

Llego de noche a mi casa, sabiendo que ése no había sido solo un día más.

Muchas gracias por mirar.

Mariano Srur

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
A %d blogueros les gusta esto: