Liviana como una pluma

El día se iba lento pero inexorable. Los atardeceres duran más de lo que uno acostumbra cuanto más se va hacia el sur.

Paré con la casilla rodante en un buen lugar detrás del monte Zeballos, justo al borde de la meseta del lago Buenos Aires.

Había fotografiado un mallín con nubes muy llamativas al fondo y también al monte Zeballos. Pero se me había pasado por alto mirar bien arriba, y ahí estaba suspendida esta nube, que al pasar los segundos comenzó a desflecarse para terminar en una forma desdibujada. Alcancé a fotografiarla con el zoom super gran angular a 12 mm de longitud focal, sino no la hubiera abarcado. ¡No me arrepiento de haber conseguido ese lente!.

Muchas gracias por mirar.

Mariano Srur

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
A %d blogueros les gusta esto: